Amezkua Total Design

Blog CONOCE A: Tánata

 

 

En las afueras de Madrid, en tierras no muy lejanas, casi que tierras cercanas, existe el Reino de Tánata. Allí, entre seres reales e imaginarios, viven sus más ilustres ciudadanas: Ana y Natalia. Dos amigas creativas que disfrutan pasar las horas dejándose llevar por la imaginación, pensando, creando, modelando, dando vida a través de la arcilla.

 

Mezclan tierra, esmaltes, usan moldes y lo condimentan con todas sus ilusiones y  su talento. Trabajando noche y día, usan la cerámica para crear a todos los personajes que habitan en sus tierras, el Reino de Tánata.

 

Pero, te preguntarás, ¿de dónde viene ese nombre? Está compuesto por un juego de palabras de los nombres de sus creadoras. Si cierras los ojos, lo repites varias veces, suena a redoble de tambores, que en el Reino de Tánata, se usan para anunciar que se acerca algo bueno y novedoso.

 

Desde su Reino, Ana y Natalia dan vida a sus creaciones en su horno mágico. Una vez moldeados y preparados, nuestras creativas cocinan sus personajes de cerámica a más de 1.000ºC. Podremos ver salir de este horno una infinidad de cosas y personajes, uno más bello que el anterior y cada uno de ellos único en su ser. Como ellas siempre dicen,

 

“Preparamos nuestras creaciones con amor y esmero para ponerlas en nuestro horno, sabemos lo que ponemos dentro del horno, pero nunca sabemos cómo saldrá”.

 

Esto es lo que hace que estos objetos y personajes sean únicos e irrepetibles.

 

Y ya que estamos de citas, como dijo Picasso, su inspiración “las encuentra trabajando”. Como el día que apareció una muela y resultó un Saltimbanqui. Sí, de muela a hombrecito porta macetas. Así de mágico es el proceso, así de simple es cuando las ideas te buscan a ti.  Lo que debía ser una muela, viendo el dibujo desde otra perspectiva parecían unos pantalones, lo que acompañado de su gran talento y perspicacia hizo aparecer el remate de la cabecita. Simple a la vez que especial, diferente y único. Una pieza que se diferencia de cualquier otro macetero colgante. Es así como Ana y Natalia, del dibujo de una muela, dan vida a uno de los personajes del Reino de Tánata, al Saltimbanqui. Con el tiempo, se ha transformado en uno de sus personajes ilustres, seña de identidad del Reino que todos quieren tener en su casa.

 

Pero no todo es bonito en el Reino de Tánata, como en todos los cuentos tiene que haber un villano, o varios. Y no es nuevo que el 2020 fue el protagonista de muchas historias de terror. Ana y Natalia, las primeras tanatienses, a pesar de las adversidades, enfrentan al 2020 y lo convierten en un año emocionante. Habiendo conservado la salud, su hermoso Reino de cerámica logra atravesar y salir a flote. Aunque suene extraño, logran “teletrabajar” y le dedican tiempo a cosas que antes no podían hacer: como mejorar la web o modelar la nueva colección ancestral desde casa… Porque, como ya hemos dicho, a ese villano llamado 2020 debemos agradecerle que nos ha dado un regalo: vivir más despacio.

 

¿A qué nos ha «quedao» bonita la historia?

 

Toda historia puede ser bonita, aún aquella que nace de un horno a 1000ºC. Porque lo importante no es lo que tengas para contar sino cómo lo cuentas, creer en lo que diseñas y materializarlo, darle a las cosas un objetivo, un espíritu y ligeramente encaminarlas en un sentido. Y decimos ligeramente porque, como decía nuestra abuela, y como vosotros ya debéis haber aprendido, “las cargas de acomodan en el camino”

 

A nuestras queridas amigas Ana y Natalia, les deseamos toda la suerte del mundo en este hermoso proyecto que sigue creciendo.

 

Y a vosotros, queridos lectores, os contamos que desde Amezkua estamos muy contentos de ser embajada oficial del Reino de Tánata. Nos encanta formar parte de ese maravilloso mundo de fantasía que nos aporta una atmósfera de magia y creatividad.

 

Estáis todos invitados a pasar por Calle de la Palma 5 y conocer algunos de los personajes de este maravilloso Reino. Y quién sabe… si alguno de ellos te atrapa, te enamora, te contagia su magia o te hace volar la imaginación, teneís la posibilidad de hacerlos ciudadanos permanentes de vuestra propia casa.

 

¿Qué podría ser más mágico que tener un personaje o un objeto del Reino de Tánata en vuestra propia casa?

😉

 

Álvaro y David

Post a Comment

Open chat
Hola!!
¿Podemos ayudarte?